martes, 5 de junio de 2012

BANDUJO (PROAZA)


La ruta que hoy les acerco a mis humildes lectores, es una ruta sencilla, muy fácil, asequible para casi la totalidad de las personas. La ruta en si, discurre en todo momento por camino, no siendo necesario tener conocimientos en orientación. Había amanecido lloviendo, y unos amigos me habían pedido que los llevase a hacer una ruta, en mis cálculos había muchas posibilidades, y en principio esta no era una de ellas, pero factores como la climatología y el factor de que algunos prefieren dormir la mañana,y sobre todo que empezamos a caminar a las cinco de la tarde inclinaron la balanza hacia este lugar, que no es otro que Bandujo, una localidad del concejo de Proaza declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico.
Actualmente a Bandujo se llega por carretera fácilmente, pasando por Proacina, aunque según me comentaron unos vecinos y de no haberse metido mano de obra, la carretera estaría en un estado lamentable. Pero hasta no hace mucho, el acceso a Bandujo era un camino de herradura que tiene su inicio a dos kilómetros de Caranga por la carretera del Puerto de Ventana, en paralelo al río Teverga, donde aún hoy esta la señal de la parada de autobús de Bandujo, allí tendremos una pequeña explanada en la que entran dos o tres coches.   Aquí empieza nuestra pequeña aventura.



MIDE
BANDUJO POR LA FOZ DE VALMORO
Horario2 h 53 min
Desnivel de subida500 m
Desnivel de bajada500 m
Distancia horizontal6.5 km
Tipo de recorridoIda y Vuelta

Todo el año
1
Severidad del medio natural
1
Orientación en el itinerario
2
Dificultad en el desplazamiento
2
Cantidad de esfuerzo necesario





Si nos fijamos un poco, veremos un Puente de hormigón que cruza el río Teverga, por el cual deberemos cruzar hasta llegar  a la Senda del Oso, por la cual seguiremos  río abajo unos metros hasta llegar a un cruce en el que sale una senda ascendente a nuestra izquierda junto a un panel indicador hacia Bandujo,  a partir de aquí tan solo resta seguir el camino el cual no tiene cruces y disfrutar del paisaje que nos ofrece este pequeño intinerario  que discurre en la casi totalidad del recorrido por la Foz del  Valmoro, pequeño arroyo  pero que nos ofrecerá unas bellas estampas.


Me acompañaron en esta ocasión y estrenándose en el blog los andaluces Alfonso, Tron y María Eugenia y también la madrileña aunque con sangre tinetense de San Andres Mary.




























Cruzando el Río Teverga


Posado de Mary nada mas empezar la subida.




























De nuevo Mary en pose



Alfonso, MªEugenia, Mary y Tron
 Tras caminar un poco llegamos al paso de la Covanera, el camino discurre en este punto tallado en la cuarcita predominante del lugar.



La Covanera



Primera de las cascadas que nos encontraremos

Tron, empuja que igual la mueves!

Segunda de las cascadas desde arriba




Detalle de Presa para evacuar el agua de la calzada.
 A partir de este puente, empieza lo mas pindio de la ruta, por calzada de piedra.



Les dejare unos metros de ventaja para que se confíen.

 He de mencionar, que la calzada además de discurrir junto al arroyo de Valmoro entre grandes paredes de roca, también transcurre sobre un bosque precioso, por lo que de realizarlo en un día de sol, iríamos entre sombra. Este no era nuestro caso, el día amenazaba lluvia.

Cicloturistas que bajan sus bicis al hombro.

Mª Eugenia y detalle de la calzada



Para descenso en montain bike la cuenta.

En verano, cubiertos los arboles de hoja debe ser aun mas precioso.


Mary cual Ondina junto a la tercera cascada junto a un antiguo molino.





































Durante la ruta si nos fijamos un poco, podéis acercaros a ver dos viejos molinos, el primero en malas condiciones pues se encuentra derruido, pero se puede ver la presa, el cubo y el salibu que llevaría el agua hasta el rodiezmo. Junto a este molino, hay una pequeña cascada. El segundo de los molinos y que encontraremos mas arriba, esta en perfectas condiciones y en el se puede observar en su interior la maquinaria del molino a excepción de la Cabria(2), pieza que se utilizaba para levantar las muelas. Este segundo molino dispone de un Infiernu(sitio por el que el agua a presión es evacuada del molin, rematado en arco.
1- Tremoria. 2- Cabria. 3- Canalexa. 4- Trabayuela.
5- Muela. - 6- Frayón. 7- Árbol. 8- Aliviu. 9- Rodezno. 10- Puente.




































Las Marías

El cubo



Detalle de la maquinaria, donde podemos ver la tremoria y el banzal que es donde se deposita la harina.

Muela

Arbol y Rodezno en el interior del Infernu



Foto del grupo donde se puede ver el arco del Infiernu



































Y por fin Bandujo

 Para contaros algo sobre Bandujo, transcribo un articulo publicado en http://foroproaza.wordpress.com/

La aldea de Bandujo es sin duda el más importante conjunto histórico y monumental, de carácter medieval, que se conserva en el centro de Asturias. Y esto es así, tanto por su excepcional conservación sin graves alteraciones, como por la suma de elementos arquitectónicos y de construcciones auxiliares, que forman una asombrosa agrupación. La magnífica torre defensiva es sin duda la estrella, al ser la mejor conservada de Asturias, pero también su variado caserío con varias viviendas señoriales, su iglesia medieval de Santa María, el cementerio o el impresionante conjunto de hórreos paneras y molinos.
Bandujo está declarado Bien de Interés Cultural, con la categoría de Conjunto Histórico (Decreto 10/2010, de 27 de enero, publicado en el Boletín Oficial del Principado de Asturias, BOPA, de 8 de febrero de 2010).
La aldea de Bandujo aparece documentada ya a finales del siglo VIII y comienzos del IX, con términos como villa o lugar, cuando ya estaba plenamente desarrollada, vinculada a la sociedad feudal.
Bandujo es un modelo de núcleo que ha podido preservar sus componentes básicos durante siglos. De hecho, algunos aspectos propios del mundo contemporáneo, como la electricidad, el agua corriente o las carreteras modernas, no hacen su aparición hasta los años 80 del siglo XX.
En la Alta Edad Media (siglos VIII-XI) encontramos una primera villa de Vandugio, con poblamiento en ladera con dedicación agraria y la explotación de los pastos de altura en la braña de Atambo. Ésta es la única fase que no ha dejado huella física directa, con la excepción de una red caminera, una percepción del espacio productivo y una territorialidad aldeana que va a mantenerse en el futuro. El poblamiento se inició en el entorno de la iglesia de Santa María, La población servil dependía del obispo Gladila.
En la Baja Edad Media (siglos XII-XV), el desarrollo de la aldea en varios núcleos, comienza a concretarse con la presencia de una nueva barriada en el Toral. Es el momento en que se construye una nueva iglesia, en el tránsito entre los siglos XII al XIII, asociada al poder señorial de San Salvador de Oviedo y su red de parroquias.
La huella de San Salvador se manifiesta también en el papel de Bandujo como centro gestor de los bienes capitulares asignados a la yuguería de la Trigal y el granero a ella adscrito. De esa época son los Álvarez de Banduxu, que construyen como símbolo de su poderío una torre de planta circular, existente al menos en el siglo XIV. Esta torre es el testimonio de otro barrio, el del Palacio.
Durante el siglo XVIII se completan los barrios actuales, el Campal, La Molina, El Taranu, El Conventu. Familias como los Miranda o los Tuñón levantaron casonas como la de Muñiz, La Pandiella o el Palacio de los Miranda, y edificaron grandes paneras destinadas a acoger sus cosechas.
El siglo XVIII se mantiene fosilizado en el pueblo que alcanza nuestros días. Durante los siglos XIX y XX Banduxu preserva todo ese universo y se transforma en una aldea dormida. Hoy todo este periplo histórico puede contemplarse allí.
El conjunto de Bandujo, integrado por los distintos barrios que están ahí desde la Edad Media y que conforman el pueblo: El Taranu, Palacio, Entelailesia, El Campal, El Real, La Campa, El Toral, El Barreiro y La Molina, es sin duda el mayor atractivo de Proaza, y uno de los más relevantes destinos turísticos de los Valles del Oso, está necesitado de una decidida actuación de la administración, que ponga en valor su impresionante potencial, como fin de trayecto de un itinerario de montaña en el que se encuentran los miradores más adecuados para el avistamiento de osos y animales salvajes.




Otro Molino


Torre de Tuñón o Bandujo
Escudo de Armas de Álvarez de Bandujo Miranda y Tuñón



 Como información extra, diré que Bandujo es también una atalaya desde las que en días claros(el nuestro
no lo era) divisaremos las sierras: del Aramo, Sobia,y los puertos de Maravio entre otras cimas. Además desde este punto podemos seguir enlazando con otras rutas de la cercanía, pero para nosotros acababa aquí, se haría la noche muy pronto y había que regresar.



 Y como todo toca a su fin, queda regresar al punto de partida, pero en el descenso, un servidor desciende por un terraplén enmarañado de maleza hasta la cascada mas grande de la ruta para autofotografiarme, la cual había dejado para el regreso.







 Y como dice el refrán Popular:

En Banduxu canta el uxu (búho)
en Traspieña, la rapiega (raposo)
y baxando pa Caranga
la miseria puñetera.



































Rio Teverga

































Y ya nada me queda por decir, tan solo que como colofón y una vez regresados a Tineo, finalizamos el día con una degustación de productos típicos acompañados de unas botellas de buena sidra.

1 comentario:

  1. Fotos guapas, para una zona que es preciosa. Nosotros también tiramos mucho para la zona de Proaza-Quirós en esta época.
    Muy currada la entrada.
    Un saludo!

    ResponderEliminar